“Las formas dentro del bosque tienen un por qué, las hojas son como cuchara para recoger agua y luz solar, mientras que el tronco es una estructura que tiene que sostener. Las construcciones deben seguir esta misma lógica”

Interpretar la semiótica es esencial para Línea Vertical, ya que permite tener una armonía con el bosque, estudiando cada señal que la naturaleza nos dice. El bosque es quien nos da la orientación para saber dónde nos permite colocar cada estructura para ser parte del bosque y no alterar su orden biológico.

Así como escuchamos el bosque, también nos gusta desafiarnos a nosotros mismos, por lo que siempre nos gusta romper nuestros propios récords, superando nuestros propios retos.

El lema ¨¿qué quiere construir?¨, nos da la libertad de crear algo fuera de lo común, pero manteniendo siempre los estándares de calidad, aliado con marcas como Petzel (marca de equipo de seguridad de deportes extremos

Línea vertical construyó el proyecto de La tirolesa de Puerto Rico Toro Verde hizo ganador de un Récord Guinness para Toro Verde con que fue construida por un equipo de expertos reconocidos a nivel mundial, con tecnología de punta y con los más altos estándares y normas de seguridad supervisada por la creatividad e innovación que caracteriza a Línea Vertical, con 2.205 Km de recorrido, ubicado en un denso bosque Orocovis con vista al Pacífico.

 En Costa Rica se han desarrollado proyectos que aprecia muchísimo como el río en Hacienda Guachipelín, una casita en un árbol que construyó en el Rincón de la Vieja y un recorrido dentro del cañón de Río Perdido en Guanacaste. Ha construido también para países como: Estados Unidos, Honduras, Nicaragua, Panamá, Argentina, Perú y República Dominicana. Dentro de los proyectos que vienen para este costarricense se destaca uno Dubái donde posiblemente romperá nuevamente un récord Guinness con una torre de 40 metros de altura, que en su cúspide tendrá un restaurante con paredes de escalar y otras atracciones en agua y en seco.

Los canopys creados por Línea Vertical se inspiran en las verdes/epífitas, plantas que abrazan a los árboles, no se alimentan de ellos como los parásitos, solo los utilizan como soporte sin llegar a hacerles daño. “No puedes llegar al bosque a interrumpir, hay que aportar, por lo menos garantizar que vas a proteger el árbol en el que te posaste, para crear una armonía entre el hombre y la naturaleza, creando una experiencia divertida, pero sin afectar el orden biológico